0

Efectos de la lectura en el cerebro

Share

Efectos de la lectura en el cerebro

Más de uno se ha quedado sumergido en el silencio, buscando las palabras para describir todo aquello que siente al leer, para luego explotar, expresando el sinfín de sensaciones que definen el hecho.

Por eso hoy quise escribir sobre los efectos de la lectura en el cerebro, investigué en internet y me encontré con maravillas, que yo ya había experimentado y otras que me encantaría poder percibir.

Y ante de que las personas que no acostumbran a leer nos cataloguen como gente exagerada y de que “eso de leer es solo para cerebritos” les informo que ¡no! Disfrutar de la lectura, no es algo que solo puede sentir las personas inteligentes o superdotadas; deleitarse con la lectura lo puede hacer cualquiera, claro, siempre y cuando le agrade el género que haya escogido y que no sea por un hecho impuesto.

Deberías darte la oportunidad y encontrar tu género literario

Hay un dicho muy cierto que dice: Los libros son como la música, solo debes encontrar el género que te guste y disfrutarlo.

No conozco a nadie sobre la tierra que diga que no le gusta la “música” estoy segura que ninguno puede decir que no le agrada leer, sencillamente no ha conseguido el género literario que le fascine.

Efectos de la lectura en un corto periodo de tiempo:

Yo se lo diré de forma clara y directa: Describir los efectos de la lectura en el cerebro que provoca un buen libro es como hablar de una droga muy potente… es que ellos nos provocan llanto, alegría, entusiasmo, desorientación en el tiempo, son adictivos y una vez que consigues vincularte con un género literario, nadie podrá sacarte de ahí, creo que no existe la rehabilitación.

Pero si hablamos de tiempo podremos describirlos de esta forma:

Primeros diez minutos:

El lector se siente que está en otro plano, hay un poco de desorientación tanto por el lugar que está conociendo como por la forma de expresarse de los personajes. Además, se estimulan los sentidos, trayendo como consecuencia que aumente la actividad neuronal.

Luego de treinta minutos:

La persona experimenta alucinaciones porque el cerebro crea las imágenes muy reales en su mente, además de que siente que los personajes tienen voz propia en su mente. Ya aquí existe una conexión real entre el libro y el lector, aquí también identificará si le gusta o no la trama, y decidirá si continuarlo o dejarlo de lado.

Luego de sesenta minutos:

El lector está por completo sumergido en el plano o historia que el escritor desarrolló, tanto la mente como el tiempo se han paralizado en la realidad y el lector vive lo que pasa en la historia. En este momento, el lector puede llorar, reír, sentir rabia o cualquier otra sensación porque psicológicamente ya está conectado con los personajes. En este periodo ya se desarrolla la empatía, porque el lector siente que vive la experiencia y aprende de las vivencias de los personajes.

Pasados los sesenta minutos:

El lector está tan dentro de la historia que olvida que existe, que tiene una vida, que debe comer, bañarse, dormir y atender a los hijos. :mrgreen:

Hey, en serio, leer es una actividad tan completa para aprender leyendo -viviendo- otras vidas, que hasta se experimenta el sentimiento de pérdida cuando una historia es culminada de leer. Es difícil no sentir melancolía, por eso en cuanto terminamos de leer un libro, vamos como locos a buscar la continuación o uno que llene el vacío que el otro dejó. Por eso es que les afirmo que es un círculo vicioso de nunca acabar.

Si quieren saber los efectos de la lectura en el cerebro a un largo plazo pueden ver esta infografía que detalla todo de una forma muy vistosa.

Si aun no estás convencido de darte la oportunidad y leer cualquier género literario que llame tu atención aqui te dejo 33 razones para que empieces desde hoy mismo a leer.

Espero que les haya gustado la entrada, un abrazo enorme. 🙂 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *