0

Yo no sé escribir: mitos sobre la creatividad

Share

Yo no se escribir mitos sobre la creatividad

Yo no sé escribir: mitos sobre la creatividad.

¿Qué no sabes escribir? Entonces déjame y te explico algo: “Tu mente sufre gracias a las ideas preconcebidas de los mitos sobre la creatividad”.

Sí, es cierto, hay ciertas condiciones médicas que impiden escribir una historia, pero si eres una persona “sana” y no hablo precisamente del aspecto mental (todos los escritores desarrollamos cierta locura, y así somos felices) entonces, déjame decirte que tú puedes escribir.

¿Por qué escribir sobre los mitos de la creatividad?

Muchas han sido las conversaciones con personas mediante mi FanPage, Instagram o Twitter en la que un seguidor o un lector me ha dicho lo siguiente:

“No sé cómo le haces, no entiendo cómo puedes tener tantos libros publicados,  me gustaría poder escribir, tener buenas ideas y poderlas escribir”.

Mi respuesta siempre ha sido la misma: “Claro que puedes, siéntate y escríbelas, déjalas fluir. No pienses mucho, tú solo déjate llevar”.

Pero renuentes siempre caen en lo mismo: “¡No puedo! ¡No sé cómo hacerlo! No estoy capacitado, no tengo esa creatividad”.

Y obvio que no le voy a enseñar a nadie cómo escribir, no soy la indicada, en serio, sé dónde estoy parada, pero sí puedo decirte que fue todo aquello que escuchaste o crees real, que hace que cada vez que te sientes a plantearte la idea de escribir una historia, tu cerebro (que el puto es bien saboteador, para todo, no solo para esto :mrgreen:), te diga: No, ¡tú no lo puedes hacer!

¿Cuáles son los mitos de la creatividad?

Yo no se escribir mitos sobre la creatividad

1.- Naciste sin creatividad o crees que la creatividad se hereda:

Ni lo uno, ni lo otro. Todos somos seres creativos, todos tenemos la capacidad de generar ideas, desarrollarlas y plantearlas. Eres un ser pensante, si piensas, puedes imaginar, es directamente proporcional, entonces, ¿por qué sigues diciéndote a ti mismo que no puedes pensar en crear una historia? ¿Por qué insultas de esa manera a tu inteligencia?

Es cierto, puedes ser influenciado o condicionado a escribir, leer, asesinar gente… y demás (que se note el sarcasmo :lol:), pero no por eso puedes esperar a decir que “lo heredaste”. Es obvio, por ejemplo, yo soy escritora, ¿mi hija por ende será escritora? No, si ella quiere hacerlo lo hará, pero no es más creativa que el resto… puede que por copiar una conducta termine haciéndolo, pero sencillamente será “decisión de ella”. Ella tendrá herramientas más fáciles, la ayudaré a que no cometa los errores que yo cometí, y la pondré a estudiar para que mejore su ortografía, etc., pero eso es simple influencia y condicionamiento “mental” que yo le puedo dar para que logre algo.

Conclusión: La traba la tienes en tu mente, no es que naciste sin eso.

La única persona que no puede escribir es una analfabeta, pero pueden jurar que imaginarse historias y tenerlas en su mente y vociferarlas… podrá, claro que podrá.

Yo no se escribir mitos sobre la creatividad 2

2.- La inspiración es incontrolable:

Las ideas no llegan de la nada, todo forma parte de nuestros pensamientos; y nuestro cerebro constantemente está trabajando (No existe la idea EUREKA, ni la Musa me abandonó). De verdad, no te miento, tus ideas originales son el producto de varios pensamientos que de manera subconsciente se van formando hasta que un pensamiento “DIVERGENTE LO TRAE A COLISIÓN”. No es la musa, es el pensamiento divergente… sí, así se llama, no lo digo por las películas, ni libros publicados con ese nombre. :mrgreen:

Para que entiendan este punto me pondré un poco analítica y explicaré las siguientes divisiones de nuestros pensamientos: (Sorry al Psicólogo que lea esto, las definiciones son explicadas de manera muy sencilla para entendimiento de los lectores e inclinadas en nuestro campo de acción).

  • Pensamiento deductivo: Se da cuando ya tenemos una base previa de la información y las premisas son ciertas y tienen una lógica válida. Va de lo general a lo particular. (Aplicado a este tema en cuestión, este pensamiento se gana o desarrolla leyendo, viviendo, por eso muchas personas luego de leerse cincuenta libros desean escribir).

  • Pensamiento Inductivo: Va de lo particular a lo general (al contrario del deductivo) Y va anclado en base probabilística, es decir una parte puede ser inventada, y puede que no sea cierta. (Ah, podemos empezar escribiendo sobre algo real, y terminar agregándole tantas cosas que al final es un cuento fantástico).

  • Pensamiento Sistemático: Es la percepción que cada quien tiene del mundo real, es el análisis para comprender la composición y accionar de cierta actividad, objeto o situación (En la práctica, te pones a pensar sobre algo, creas un mundo en tu cabeza; ves en tu mente como está compuesto, quiénes viven ahí, qué pasará ahí, los protagonistas que vivirán allí // En la vida real te pones a pensar en algo, que no se te escape nada, su composición, cómo funciona, cómo se utiliza y cuál es su fin… y te das cuenta de que todo está engranado y todo forma parte de un todo).

  • Pensamiento crítico: Es analizar tus razonamientos, y decidir si tomarlos como ciertos o pasar de ellos. Eso ayuda a crear una opinión personal de lo que observas. (Imaginas tus personajes y te metes dentro de su cabeza, ves lo que pueden llegar a ser, sus verdades, lo que creen, su personalidad y consideras si será el protagonista o el antagonista // En la vida real: ¡Ahh! no explicaré eso, porque con lo que le fascina criticar a la gente, está más que claro que lo saben aplicar).

  • Pensamiento analítico: Es cuando planeamos y pensamos para resolver un problema a fin de tomar una decisión. (Planear escribir, planear lo que hará la protagonista, decidir cómo se va a meter y salir del problema en la historia; y así se te va la vida)

Nosotros los escritores nos las pasamos a diario saltando entre cada uno de estos tipos pensamientos, con el saltar de uno en otro vamos creando la historia, así como vamos viviendo la vida misma. Y a cada rato ¡Puff! sale un pensamiento divergente, que no es más que el pensamiento creativo que le da fuerza a una idea para solucionar un problema. En el caso de los escritores es la PERRA INSENSIBLE MUSA QUE VA LLEGANDO… en el caso de alguien que no es escritor… ES LA IDEA EUREKA, esa idea elemental para empezar a desarrollar una historia, que previamente tuvo en su mente.

Y tú te repites a ti mismo: “Mi musa me abandona / Mi musa es inestable / Mi musa es casi inexistente” Sigue que vas bien, sigue condicionando a tu cerebro, ¿acaso no sabes que atraes lo que piensas? Si estás convencido de que es así, eso es lo que asimilará tu cerebro.

Además, si tienes la mente en blanco es porque de verdad no deseas escribir, escribir debe ser un hábito, no un hecho lleno de casualidades.

¿Debería ser coach de escritores? Naaa, no me respondan esa pregunta. Sigamos con los mitos…

 Yo no se escribir mitos sobre la creatividad

3.- No puedes aprender a ser más creativo:

Ya lo dije, todos nacimos con ese super poder, es cuestión de práctica, de que comiences a escribir, este para mí, es el peor mito sobre la creatividad.

Obvio, tampoco te puedes comparar con la escritora que tiene diez sagas y ochenta libros publicados, está claro que ella tiene más fluidez al momento de plantear una idea… ¿Tú quieres empezar a escribir? Comienza a hacerlo, ¿quieres informarte de cómo hacerte la vida más fácil escribiendo? Lee artículos sobre el tema, lee toda la información que puedas, no dejes de estudiar y de mejorar, recuerda que a la única persona que debes superar es a ti mismo.

Yo no se escribir mitos sobre la creatividad

4.- Escribir es para gente asocial y solitaria:

No te harás mejor escritor estando solo, de hecho a veces es recomendable que cuando tienes pensado escribir sobre una historia hables con otros sobre ella, puede que te den ideas, mejores nudos y hasta desenlaces alternativos.

Particularmente no sufro de la hoja en blanco porque tengo la mente inquieta y me gusta mantenerla así, por eso escribo de todo, cuando puedo: llevo un diario de sueño, un cuaderno de relatos cortos, hago artículos para mi web como este, etc. Y cuando no sé cómo terminar una escena de mis libros, le escribo a mis amigas escritoras (a todas las consigues aquí: Club Todo tiene romance) y ellas me sacan de la duda… es un método creativo que tengo siempre bajo la manga, no me guardo mis problemas literarios, voy se los digo y ellas me ayudan a resolverlos.

Sí, es verdad que se necesita cierto silencio para plantear ideas, pero tampoco es que toda tu vida social se irá a la mierda porque debes o tienes que ser un asocial para poder servir como escritor.

Yo no se escribir mitos sobre la creatividad

5.- Solo escriben los súper cerebritos, los inteligentes, los que tienen muchos estudios // Solo escribe quien tiene mucho dinero o mucho tiempo.

Bueno… eh… Tengo rato pensando cómo desarrollar este punto, pero solo me sale un sarcasmo tras otro.

Pondré mi ejemplo, no soy millonaria, ni tengo un coeficiente intelectual de 200 y ¿tiempo, yo? ¿A mí, que me sobra el tiempo? No me jodan, si más bien, necesito que el día tenga cuarenta horas y que el cuerpo solo requiera de dos horas de descanso para así hacer bien todo lo que tengo que hacer a diario.

Ya les dije su mente está formada para generar pensamientos, para tener ideas, para planearlas y desarrollarlas… no solo como escritores, sino en cualquier carrera, trabajo u oficio que elijan hacer, todo es cuestión de actitud y acción.

Me despido por esta entrada diciendoles: Todas son personas altamente creativas y si de verdad sientes que no tienes la capacidad para sentarte a crear una historia es porque tienes muy arraigado en tu mente uno o varios de estos mitos sobre la creatividad.

Hasta luego…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *